Skip to main content

Exitoso intercambio Sur-Sur entre países latinoamericanos sobre monitoreo de degradación forestal

Blog | Thu, 22 Feb, 2024 · 10 min read
Image
aaaa

Expertos de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, México y Perú se reunieron en la ciudad amazónica de Florencia (Colombia).

La degradación forestal genera grandes emisiones de carbono (34% de las emisiones del sector forestal, FAO 2020). Prevenir la degradación forestal reduce las emisiones al tiempo que salvaguarda la salud del ecosistema forestal y maximiza la productividad forestal para los medios de vida de las comunidades y la economía en general. Por lo tanto, estimar las emisiones y remociones de carbono derivadas de la degradación forestal es un requisito para participar en nuevas oportunidades de financiamiento climático.

El Programa ONU-REDD, con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el programa SilvaCarbon - región de América Latina y el Caribe, reunieron a 23 especialistas en monitoreo forestal de siete países latinoamericanos y organizaciones multilaterales del 14 al 17 de noviembre de 2023, para llevar a cabo un intercambio Sur-Sur de experiencias sobre el monitoreo de la degradación forestal.

El evento también involucró a funcionarios colombianos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Banco Mundial.

Definir la degradación forestal es crucial para asegurar estimaciones confiables

Alcanzar una definición operativa viable de "degradación forestal" fue un tema central de las discusiones durante el intercambio. El principal desafío es que el monitoreo de la degradación forestal implica cuantificar emisiones y remociones. Las emisiones ocurren principalmente debido a la pérdida de biomasa de los árboles eliminados o la materia orgánica muerta. Sin embargo, si la tierra permanece como bosque, aunque degradado, las remociones o carbono removido de la atmósfera, ocurren mientras la  biomasa se recupera a través de la regeneración natural durante cierto tiempo. El monitoreo forestal histórico para medir la pérdida o ganancia es meticuloso, considerando que el tiempo de recuperación puede variar en los bosques húmedos de los secos o de montaña.

 

A group of people in the forest

Description automatically generated

La mayoría de los países participantes han avanzado en el desarrollo de definiciones de degradación forestal. Un ejemplo de definición operativa es la detección de la pérdida de cobertura arbórea en bosques que permanecen como bosques durante el período analizado. La disminución en la cobertura arbórea debe estar asociada con la pérdida de biomasa arbórea, lo que se traduce en emisiones debido a la degradación. Este enfoque no detecta las causas de la pérdida de biomasa, por ejemplo, incendios forestales, tala o consumo insostenible de leña.

El acceso gratuito a imágenes de satélite garantiza el monitoreo continuo de la degradación forestal

El mayor desafío para los países es detectar la degradación forestal a escala nacional, ya que requiere acceso a imágenes de satélite de alta resolución. En los últimos años, se ha puesto a disposición el acceso a datos de teledetección de forma gratuita. A principios de la década de 2000, se pusieron a disposición imágenes Landsat de resolución media (30 metros). En 2014, se lanzó el acceso a las primeras imágenes de la familia SENTINEL (10 metros), y desde 2016, los países tropicales han obtenido acceso a imágenes de Planet (<5 metros), gracias a la colaboración de la Iniciativa Internacional sobre Clima y Bosques de Noruega (NICFI) facilitada por la FAO. Dadas estas oportunidades, los países están trabajando en soluciones para gestionar series temporales históricas con diferentes resoluciones espaciales y temporales. Pero más allá de esto, los países consideran arriesgado adoptar una metodología con imágenes de mayor resolución, en caso de que se pierda el acceso gratuito.

Las mediciones sistemáticas en campo son esenciales para mejorar los algoritmos de mapeo e interpretación de la degradación forestal utilizando imágenes de satélite. Los datos de los inventarios forestales nacionales con parcelas permanentes son necesarios para calcular los factores de emisión y remoción de las ganancias y pérdidas de carbono forestal. Durante la reunión, se discutieron los desafíos de integrar datos de campo con teledetección. Los participantes visitaron el bosque en la comunidad de El Timi, con el objetivo de validar la interpretación de un bosque degradado utilizando herramientas combinadas de SEPAL y Collect Earth Online desarrolladas por la FAO. Debido a la importancia de los datos de campo para mejorar las estimaciones de degradación forestal, los países esperan superar las barreras financieras e institucionales para mantener ciclos de medición continuos para los Inventarios Forestales Nacionales.

A green mountain with trees and clouds

Description automatically generated

La comunidad de El Timi es ejemplar por su proyecto de protección y recuperación forestal, destinado a garantizar el acceso al agua.

Aunque los países han avanzado en la definición y medición de la degradación forestal, aún persisten desafíos para generar información de manera regular. Los próximos pasos de este intercambio serán desarrollar capacitaciones virtuales sobre temas específicos, como la estimación de incertidumbres, y comunicar los resultados de la reunión a los tomadores de decisiones y donantes.

Video ES: El monitoreo de la degradación forestal y la sostenibilidad in Amazonía (youtube.com)

Para más información: