Mapeando los bosques de Uganda

Updated: Feb 25

English


«Los bosques nos aportan cosas muy importantes: medicinas, aire limpio y lluvia. Nuestra contribución a conservar los bosques es hablar con nuestras comunidades para que sepan lo importantes que son y por qué tienen que repoblarlos y restaurarlos».

Noar Natolo y Scovia Bulyaba son parte de la comunidad Nagojje, residen en el bosque Mabira (Uganda) y se dedican a tejer alfombras. Para complementar sus ingresos, recogen hojas de palma en el bosque y confeccionan alfombras que luego se tiñen con sustancias de la zona. El mismo bosque que les proporciona las hojas de palma también les proporciona agua, medicinas y leña. No obstante, el bosque Mabira corre el riesgo de desaparecer por completo a causa del aumento de la población, la gran demanda de carbón vegetal y la intrusión de la agricultura. Mabira es una zona de selva pluvial que abarca unos 300 kilómetros cuadrados y el hábitat natural de muchas especies amenazadas, como el Lophocebus ugandae, un primate de la familia de los cercopitécidos que solo vive en Uganda. Es una de las mayores reservas del país.

(Fotografía: Griet Dierckxsens/Programa ONU-REDD)

A lo largo del último decenio, Uganda ha sufrido un grave problema de deforestación. Es más, su tasa de deforestación y de degradación forestal está entre las más elevadas del mundo. En 1990, se calculaba que la cubierta forestal abarcaba el 24% de la superficie del país. En 2015, la cifra había bajado hasta el 12,4%; hoy en día, se sitúa en el 9%. Muchos de los bosques que han sobrevivido están situados en zonas protegidas y bajo el amparo de la Autoridad Forestal Nacional y la Autoridad para la Flora y la Fauna Silvestres de Uganda.

Los factores desencadenantes de la deforestación en Uganda son, entre otros, la tala para obtener leña —más del 90% de la energía que consumen los hogares proviene de la leña y el carbón vegetal—, la tala de madera para su uso en la construcción y la reconversión de tierras para su explotación agrícola.

Tanto en el bosque Mabira como en los alrededores y en diversas zonas del país, conseguir agua es una pugna cotidiana. Para Natolo Noar y Bulyaba Scovia, trabajar con la Autoridad Forestal Nacional les ha brindado la oportunidad de participar en la conservación del bosque y de acceder al agua.

«Ayudamos a la Autoridad Forestal Nacional a conservar estos bosques; para ello, hablamos con nuestras comunidades para que sepan lo importantes que son y por qué no deberían talarlos, sino repoblarlos y restaurarlos», afirma Natolo. «Los bosques nos aportan cosas muy importantes: medicinas, aire limpio y lluvia. A cambio, en días concretos, la Autoridad Forestal Nacional nos permite recoger leña seca, agua y plantas medicinales para consumo propio. Antes, la Autoridad Forestal Nacional era como un enemigo para nosotros, pero en estos últimos diez años, la relación ha sido buena».

No siempre es fácil obtener agua

(Fotografía: Griet Dierckxsens/Programa ONU-REDD)

La Autoridad Forestal Nacional también ha suministrado a la comunidad panales de abejas y plántulas para su cultivo. «Han conseguido estrechar los lazos de la comunidad», recalca Natolo.

Mapeando los bosques de Uganda: el primer paso para preservar el bosque

El Gobierno de Uganda puso en marcha la estrategia nacional de REDD+ en noviembre de 2017 para contribuir a proteger y apoyar bosques como Mabira. Las siglas «REDD+» hacen referencia a la reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo; y la función de la conservación y la gestión sostenible de los bosques y la mejora de las reservas forestales de carbono en los países en desarrollo. La estrategia de REDD+ de Uganda abarca la formulación de planes y alternativas para la gestión forestal con el fin de reducir las emisiones de carbono y sostener servicios valiosos de los ecosistemas, como la biodiversidad, el abastecimiento de agua, la protección del suelo y una creación de riqueza que lleve a medios de subsistencia sostenibles. REDD+ brinda al país una oportunidad de gestionar sus bosques de forma equilibrada para lograr un crecimiento económico sostenible a largo plazo; apoyar los medios de subsistencia de las comunidades locales, rurales y que dependen de los bosques; y velar por la conservación del patrimonio natural.

Para hacer realidad el proyecto de REDD+ también ha sido necesario establecer sistemas nacionales de vigilancia forestal que sean capaces de hacer un seguimiento preciso y transparente de los cambios del bosque, el uso de la tierra y las medidas de mitigación, así como de facilitar la cuantificación de los resultados.

El Programa ONU-REDD y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) respaldan a la Autoridad Forestal Nacional de Uganda a la hora de poner en ejecución sistemas eficaces de vigilancia forestal para supervisar y notificar cómo cambia el bosque y para poner coto a la deforestación. Se impartió formación sobre ingreso, depuración y análisis de datos a funcionarios nacionales en el marco de la asistencia inicial de cara a la preparación para REDD+.

Brenda trabaja tomando las medidas de los árboles del bosque Mabira

(Fotografía: Griet Dierckxsens/Programa ONU-REDD)

Brenda Nagasha es una supervisora de la biomasa que trabaja para la Autoridad Forestal Nacional y mide la altura y el diámetro de los árboles para poner al día los mapas de inventario de la biomasa. «Hace seis años que me dedico a esto», nos cuenta. «Es importante contar con mapas e informes sobre el estado de los bosques que sean precisos para que los equipos directivos puedan tomar decisiones juiciosas. A veces, mi trabajo me exige acampar durante 30 días seguidos en el bosque y andar hasta 15 kilómetros diarios, pero me encanta la naturaleza y me alegra que mi labor sirva para ayudar a proteger el medio ambiente».

En la actualidad, los equipos de trazado de mapas de Uganda se centran en la cobertura vegetal en 2017 y se calcula que habrán concluido en 2019.

Autora:

Griet Ingrid Dierckxsens

Africa regional Communications and Knowledge Management specialist

UN-REDD Programme

UN Environment

Nairobi, Kenya

ingrid.dierckxsens@un.org


48 views

This resource is made possible through support from Denmark, Japan, Luxembourg, Norway, Spain, Switzerland and the European Union.

 

© 2019 UN-REDD Programme.  All images used courtesy of license holder or through Creative Commons license.

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Flickr - Grey Circle